sábado, 24 de enero de 2009

Aún


Aún recuerdo las noches con sus horas adornadas
en tu pelo,
con esa matriz de incansable perdedor "night club"
tendido y azotado
sobre un inmenso foso de ceniza,
- toda la que un día pude rescatar de los mares
salubres
de mi soledad-.

Aún recuerdo tu magia,
esa magia que intuye
que no volverán los abrazos
ni las lunas, ni los ojos llenos,
repletos
de un algo incandescente,
ni las marchas nupciales de aquellos labios
nuevos,
ni siquiera yo
volveré,

ni tan siquiera yo, volveré,
que todavía te recuerdo calladamente,
mientras tu cuerpo, aún,
permanece
ingrávidamente tendido
sobre el sofá.
*Fotografía de "negro_blanco"

5 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Parece un anuncio. Una certeza devastadora. Una realidad cruda e inminente.

Jos{e Roberto Coppola

mojadopapel dijo...

Es triste y nostalgico, pero bello.

Marina dijo...

Lo que no está tiene, a veces, más presencia que el estado físico de quien se encuenra contigo pero se pierde en el olvido.
¡Cielo, es precioso!

Un cotilleo en susurro... chissss,en voz baja, muy muy baja... ya tengo un blog colgadito en la red... pero le faltan dos o tres retoques. En cuanto esten lo cuento a gritos a los cuatro vientos... y todos a verme ¿vale?

Un besito mu nervioso ¡Ay Dios!!!

Adu dijo...

Donce, con permiso: a mí me parece que estos textos quedan mejor en fromato de prosa (lírica).
BBD, guapa.

Donce dijo...

Chic@sss, el texto no vale un chusss (Adu es verdad, tienes razón y además me encannnnnta que me lo digas -te lo digo de corazón-) pero es que algo tenía que escribir para poder poner esa fotografía tannn lindaaa, jejeje.

Un besito grannnnde José Roberto, Mojadopapel, Adu y Marina (qué biennnnnn Marinaaa, y no te pongas nerviosa so tontona: déjate llevar y punto, lo que salga...salga -que además tú tienes armas-. Ya nos contarás ñamñam).