domingo, 9 de noviembre de 2008

Un paseo por Ribera de Curtidores



Decir un soleado domingo: "me voy a dar una vuelta por el Rastro", es peor que comprarse un paquete de Donettes en la hora de la merienda (te salen amigos por todas partes), por eso siempre intento escaparme de puntillas y patearlo "a solas", olvidarme de las prisas, callejear a mi bola, mirar, pararme y alucinar con todo lo que allí se puede encontrar.... (hay cosas para morirse de risa!).

El Rastro es pura picaresca!!



10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ah, el rastro! Hace años que no voy. Bellos recuerdos: mi hermano me llevaba con él siendo una cría.
Bonitas fotos, nena.
Pero cómo cohoneh haseis para esto de enlazar blogs, soy un poco negaílla, o es que falta me trénica. Hoy ni me sale el nombre artístico.
Bss. Gua

mojadopapel dijo...

Donce soy una apasionada de rastros y mercadillos, también me gusta visitarlos sola por eso de no depender de nadie y emplear mi tiempo a fondo, siempre encuentro algo que merece la pena.Me he reído con el cinturón de castidad, pobre de la que tuvo que usarlo, que cosa mas horrible buuuuffff!!

luis felipe comendador dijo...

Jo, qué envidia. Me compraría un sombrero negro.

Manolo dijo...

Me gustan estan fotos. Hacen que me acuerde de una tanda de negativos que hice hace bastantes años en estas mismas calles, yendo con la cámara fotografiando a la gente a contracorriente y ganándome tremendas miradas de desaprobación. A ver si tengo tiempo, los escaneo y los cuelgo para que los veais un año de estos.

Marina dijo...

Yo tb voy a ir a contracorriente. me encantan las fotos, pero me agobian los mercadillos, me cansan y me agotan, además tengo una rara habilidad: Nunca encuentro nada de lo que encuentran los demás. Tendréis que acompañarme algún día y enseñarme lo que nunca veo. Contáis con 10 minutos jajajajajaja
(Es broma). Un besín de colores

Adu dijo...

Aj ¡qué cosas!, depende del ordenador que utilice.

Isabel Huete dijo...

Ultimamente no voy nunca porque los finde me las piro en cuanto puedo pero reconozco que me encanta ir de vez en cuando, también a mi bola, sola. Más que la propia Ribera me divierte adentrarme en las calles adyacentes: ahí sí que hay una historia en cada puesto o pañuelo sobre el suelo. Preciosas foticos.
Eso sí: hay que estar muy al loro con los "descuideros". Jajaja.
Besos, cariñito.

Dnc dijo...

Madre del amor hermoso!! hoy sólo me ha faltado dar palmas con las orejass...
Vengo asqueá pq me he tirado 13 horas sin salir de la oficina, pringando el teclado con la grasaza del triste sandwich que comí, y además, haciendo un cursillo-coñazo-maratón sobre "prevención de riesgos laborales" (con 4 profesores distintos + un psicólogo + un médico + un bommmmmmmberoo. Ahí es ná!!)
Y qué he sacado en claro??
pues que sé controlar el fuego realizando el boca a boca!
(¿¿era así, no??).

Bueno, mañana os leo porque hoy ya no puedo másss. Guanaduncan ya te diré como se hace lo de la lista de blogs...es que ahora no me acuerdo!
Gracias chic@ss. Muaccccccccsss.

mojadopapel dijo...

Donce eres expresiva como tu sola,guapetona. Besotes

carmensabes dijo...

Estas fotos me resultan entrañables, para mí el Rastro es parte de mi vida ,de mi sentir diarío, vivo en sus calles, y claro esta entrada me tocó dentro.

gracias