martes, 10 de febrero de 2009

Un pequeño sabio


Mi peque ha arrancado a leer y va recorriendo su casa, a voz en grito, con cuentos y cuentos entre las manos.

Mi peque dice que leer es algo mágico y que es lo más bonito que le ha pasado en la vida.

Pablete, ha decidido que ya no quiere ser "campanero" (bonita profesión) y que a partir de ahora será ... periodista.. -por ejemplo-.


Me encanta.

8 comentarios:

Adu dijo...

Te contaré un secretillo: cuando mi chico era como tu Pablete leíamos cuentos en voz alta antes de dormir. Interpretábamos. Por ejemplo, yo hacía de Caperucita; él, de Lobo Feroz. Y así, desarrollé la facultad de vocalizar, de entonar... Ahora, en los últimos años, me han dicho alguna vez que tengo voz de locutora y recuerdo aquellos maravillosos años.
Aprovéchalos.

mojadopapel dijo...

Incentivar la lectura es el mejor regalo que podemos hacer a los nuestros, y sí, es cierto que si tenemos al lado a un perezoso lector...si lees en voz alta...interpretando como dice Adu, poco a poco entra el gusanillo de la lectura.
Buen sistema.

mojadopapel dijo...

Ah!!!!Donce, casi me parto de risa al leer el comentario que has dejado a LF (el de la letra minúscula),que chispa tienes jodia!!.Besazo.

Isabel Huete dijo...

Tu peque es mu listo: leer es vida.

Besos, mi niña.

Terapia de piso dijo...

Ahora va empezar a descubrir.

José Roberto Coppola

Marina dijo...

Aunque pensaba silenciarme un par de días, no puedo pasar por alto un post sobre la lectura, ¡menuda maestra sería!. Trenza con pablo un camino hacia las historias por el que siempre pueda caminar.

Dnc dijo...

Graciassss chico-as!
Desde luego las madres estáis hechas de otra pasta. Sé que mi hermana hace todo lo que decís, interpreta los personajes del cuento, trenza caminitos... (Marina, y por qué te vas a silenciar??).
Un besito guapetonas-tones.
(mojadopapel...jijiji)

Marina dijo...

Sólo porque estaba cansada... pero en mí el cansancio y el "aparatoseo" duran un suspiro y los suspiros se diluyen en cuanto salen del cuerpo.
Tb ayuda el que un día me acosté a las 11'30 (preocupando al personal, claro)

Bueno, aquí estoy de nuevo.
Besitos y besazos, a elegir